RECETA: tortitas con dos ingredientes

Siento estar desaparecida por aquí. En el último año he tenido tantos cambios (trabajo, ciudad, hogar…), que sumados a la situación pandémica en la que nos encontramos todos, me ha complicado encontrar los momentos para mantener en vida este espacio. Aunque, por otro lado, también he de reconocer que mi determinación estaba frenada por el miedo a la página en blanco, a esperar tener las palabras adecuadas para publicar, a no saber si estaré aportando un contenido de valor, e incluso a invertir un tiempo precioso si después nadie me leía.

Pero hoy he llegado a la conclusión de que era hora de salir de ese bucle de pensamientos limitantes, dejar de prepararme, y pasar a la acción. Y este es uno de los hábitos que quiero llegar a conseguir este año. Publicar contenido que os llegue y aporte.

Y ahora que emprendo un nuevo cambio, he hecho clic, y me he dicho «este puede ser un buen momento para recuperar aquello que quieres y te hace sentir bien». Y aquí estoy, sentada frente a la ventana con mi fiel acompañante (mi portátil), para traerte una nueva idea que he experimentado hoy en la cocina.

Os pongo en contexto, pues seguro que así la entendáis mejor. La cuestión es que cambio de casa, y como podéis imaginar, ello conlleva recoger y hacer cajas, revisar la despensa, frigo y congelador y organizarse para gastar las cosas antes y tener que llevarte lo mínimo posible. Pues eso es lo que ha pasado, que me he quedado sin huevos, tenía un plátano maduro a punto de terminar en la basura, y he pensado «¿qué puedo hacer con lo que tengo?». Y así es como han salido estas tortitas. Suaves, sin azúcar, sin huevo y sin gluten, por si además tienes alguna condición en la que debas evitar alguno de estos ingredientes.

Ingredientes:

  • 1/2 plátano maduro
  • 3 cdas de harina de trigo sarraceno
  • 1 cda de harina de garbanzo
  • 7 cdas de leche o bebida vegetal (yo le he puesto de avena)
  • 1 cdta de canela en polvo
  • Complementos al gusto: yogur griego, arándanos, canela, crema de cacahuete…

Así lo preparas:

Calentar una sartén con un poco de aceite de oliva.

En un bol, mezclar el plátano machacado con la harina.

Añadir la leche, y remover el conjunto.

Con una cuchara, verter porciones de la mezcla en la sartén bien caliente. Bajar a fuego medio, y dejar cocinar hasta ver burbujitas en la superficie. Esa es la señal para darle la vuelta y cocinar por el otro lado.

Y así con el resto de la mezcla.

Con estas cantidades han salido 5 tortitas. Además, las he servido con una cucharada de yogur griego y una salsa de arándanos que he conseguido calentándolos 30 segundos en el microondas. ¿fácil, verdad?

La harina de garbanzo no es imprescindible en esta receta (puedes añadir más cantidad de trigo sarraceno o la que tengas en casa), pero como es un básico en mi despensa (traeré más ideas con ella para que veáis el juego que nos puede dar en la cocina), he decidido añadirla para ver el resultado. ¡Y tachán! Ya me diréis qué os parecen si las probáis. 🙂

A menudo me sorprendo de lo que podemos llegar a conseguir si nos dejamos llevar por nuestra intuición, confiamos, y nos liamos la manta a la cabeza. En la cocina, como en la vida, la magia ocurre cuando arriesgas.

¡Feliz día de primavera!

Pilar

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
¡Hola! Es un placer saludarte y darte la bienvenida a este pequeño espacio donde compartiré información relacionada con alimentación saludable, sostenible, recetas sabrosas para hacer tu vida más fácil y contenidos bonitos que consigan hacer clic en tu cabecita, y tomes decisiones para mejorar tu vida.

Suscríbete al Newsletter

Posts relacionados

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies